0

Por Javier Mosquera

Entre los numerosos planes tendientes a recuperar la soberanía en las Islas Malvinas, un estudio preliminar de la Armada Argentina ordenado el 15Dic81 daría punto de partida para las acciones que se llevarían a cabo más adelante, en lo que fuera conocido como la “Operación Rosario”.

Con la sucesión conocida de hechos que llevaron a la situación de fines de Marzo de 1982, la Junta Militar ordenó la puesta en marcha del plan- que estaba planeado para mediados de Mayo- el 26Mar82 y dos días más tarde la flota de la Armada zarpó con destino a Malvinas.

Como parte de la F.T.40 (Fuerza de Tareas 40) embarcaron medios de la Aviación Naval y como apoyo a la operación, los medios del Grupo Aeronaval Embarcado a bordo del portaviones ARA (V2) “25 de Mayo” tomaron participación en las operaciones del 2 de Abril.

A las 5:02 de ese día, el Tracker 0701/2-AS-22 fue catapultado desde el buque para una misión de exploración en la zona, al mando del  TF Gustavo Ottogalli  como piloto, el TF Alvarez como copiloto y con los Suboficiales Vallejos y Cufré como operadores de sistemas, con el objetivo de asegurar conocer la situación en las inmediaciones del archipiélago, convirtiéndose en la primera actividad aérea del día en la zona de operaciones.

Como parte de la Fuerza de desembarco el Sikorsky SH-3D Sea King 0675/2-H-231 de la 2da Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros tuvo el honor de convertirse en la primera aeronave argentina en tocar suelo de las Islas Malvinas tras la recuperación. En efecto, el “231” había partido desde el ARA (Q5) “Almirante Irízar”, fondeado al sur del Faro San Felipe llevando una sección de Infantes de Marina para participar en la toma del aeropuerto. A las 7:34, el Sea King se posó en la cabecera 26 de la pista del todavía Puerto Stanley y luego del desembarco, continuó en misión de exploración sobre suelo malvinense.
Poco después el Westland Sea Lynx 0739/3-H-142 al mando del  TN Norberto Perciacanto y TC Miguel Fajre, junto al SS Luis Pérez arribaron para realizar una evacuación de heridos, próximo a la casa del Gobernador, habiendo partido desde el Destructor ARA (D2) “Hércules”.

Por otra parte y desde el lado de la Fuerza Aérea, los efectivos que debían participar de las acciones se encontraban listos para dar comienzo a la fase de asalto.
Dias antes, más precisamente el 31Mar82 y de acuerdo a las órdenes impartidas por la superioridad, el entonces Jefe de la I Brigada Aérea, Brig Enrique Valenzuela y el Jefe del Grupo 1 de Transporte Aéreo Com Jorge Martínez reunieron a las tripulaciones de la unidad para comunicar la ejecución de la Orden de Operaciones (OO) 02/82 Soberanía Nacional en el marco de las operaciones de Plan Aries 82, destinado a la recuperación de las Islas Malvinas.

A las 17:00 hs del 01Abr82, el Jefe del G1TA comunicó el inicio de las operaciones del citado plan, para llevar a cabo la fase de Asalto Aéreo, ordenando el despliegue inicial hacia la ciudad de Comodoro Rivadavia, asiento de la IX Brigada Aérea, de cuatro C-130H Hercules y cinco Fokker F-28, más un Fokker F-27 para Búsqueda y Salvamente y un IA-50 G-II para tareas de enlace. Se sumaría luego, un KC-130H.

A las 04:00 dio comienzo en el embarque en los aparatos y se programaron 8 vuelos, cuatro de C-130H – con los indicativos Litro 1 (TC-68), Litro 2 (TC-63), Litro 3 (TC-64) y Litro 4 (TC-65) – y cuatro de F-28 con indicativos Litro 5 (TC-51), Litro 6 (TC-53), Litro 7 (TC-52) y Litro 8 (TC-55).

Luego de algunas demoras y a la espera de las novedades recibidas desde las islas, el Litro 1 despegó desde Com Rivadavia al mando del Com Carlos Beltramone a las 05:15 hs del 02Abr82, llevando al Grupo de Operaciones Especiales del FAA (GOE), al Estado Mayor del Componente aéreo del Teatro de Operaciones Malvinas, un elemento de Control de Transporte Aéreo (ECTA) y material para establecer una terminal de cargas aérea para soportar las futuras operaciones.
Mientras los efectivos de la Compañía “C” del Regimiento de Infantería 25 a cargo del Coronel Mohamed Seineldin realizaban el despeje del Aeropuerto del entonces Puerto Stanley y la remoción de obstáculos, el TC-68 se mantuvo alrededor de una hora en espera al este del aeródromo mientras se aseguraba el perímetro y se finalizaban las tareas.
Así, a las 08:45 el C-130H TC-68 se convirtió en el primer aparato de la Fuerza Aérea Argentina en posarse sobre suelo malvinense tras la recuperación de las Islas.

Con el correr de las horas, aterrizarían en las islas distintas aeronaves de la Fuerza Aérea y la Aviación Naval.

A los aparatos de transporte citados anteriormente, se sumaría el Fokker F-28 0741/5-T-20 de la 2da Escuadrilla de Sostén Logístico Móvil al mando del CC Rubén Gómez, el finalmente pudo aterrizar en Puerto Argentino a las 12:47 hs, luego de una serie de confusas situaciones que lo mantuvieron orbitando en las islas por un largo rato.
En el Fokker, regresarían al continente los resto del CC Pedro Giachino – única víctima mortal de ese día – y a los Infantes de Marina que habían participado de la toma.

Por su parte, el Lockheed L.188PF Electra 0691/5-T-1 de la 1ra Escuadrilla Aeronaval de Sostén Logístico Móvil arribó a las islas al mando de los TN Alejandro Cagliolo y TN Alberto Capelli, con 86 efectivos a bordo, provenientes de la Base Aeronaval Rio Grande.

El otro Sea Lynx de la EA1H, el 0738/3-H-141 también realizó operaciones ese día, siendo la primera de ellas un traslado de personal a Puerto Argentino al mando del CC Otamendi y el TN Miranda, operando desde el Destructor ARA (D1) Santísima Trinidad.

La última actividad aérea de importancia del día estuvo representada por la llegada de los primeros aparatos de combate a las Islas. En efecto, una Escuadrilla de cuatro IA-58A Pucara del Grupo 3 de Ataque arribó a Puerto Argentino a las 16:00 hs.

El involucramiento de los Pucara en las operaciones de Malvinas había comenzado el 01Abr82, con una escuadrilla del G3A debía partir hacia la Ciudad de Salta con motivo de participar en los festejos conmemorativos por los 400 años de la creación de esa ciudad del Norte Argentino, tarea para la cual el Grupo Técnico 3 alistó cuatro aviones (A-556, 529, 552 y 523) los cuales al mando del Cap Roberto Vila y los Ten Héctor Furios, Miguel Giménez y Roberto Címbaro deberían partir rumbo al norte ese mismo día acompañados por cuatro mecánicos, CP Piaggi, C1° Toloza, C1° Ramos y C1° Carreras.

Sin embargo y sin mayores detalles, el Cap Vila fue instruido por el Jefe de Brigada, Brig. Apolo González de preparar una navegación hacia el Sur, concretamente a Río Gallegos y cancelar la presentación de la escuadrilla en Salta.  Lo único llamativo para el Cap Vila fue la entrega de un sobre por parte del Brig. González con órdenes de abrirlo cuando se le indicara, durante el trayecto al Sur.

Completado los preparativos, la escuadrilla despegó en un aparente despliegue de rutina a las 12:35 hs con destino a Tandil, donde llegaron tres horas más tarde.

Una vez aterrizados en medio de una tormenta y dado que la operación no revestía ninguna prioridad especial para las tripulaciones se procedió a pernoctar en mejora de las condiciones climáticas.

A las 19:45 hs, de manera imprevista y por orden del Com Carbó Bernard del Comando de Operaciones Aéreas, se procedió al alistamiento de la escuadrilla para su despliegue a Río Gallegos al tiempo que se le indicaba al Cap. Vila la apertura del sobre que contendría indicaciones adicionales.

La Orden de Operaciones contenida en el sobre indicaba el despliegue de los aviones hacia Río Gallegos con objeto de preparar el cruce a las Islas Malvinas, las cuales iban a ser recuperadas por efectivos del Ejército Argentino y la Armada en una operación a llevarse a cabo en las últimas horas del 01Abr. Con la evidente sorpresa y sin transmitir el destino final al resto de los integrantes de la escuadrilla, el Cap Vila ordeno el alistamiento para el despegue hacia el Sur a las 23 hs. Media hora más tarde y producto de algunas fallas, la escuadrilla partió hacia la BAM Río Gallegos, arribando a la misma a las 04:30 hs del 02Abr82.

Luego de concretarse la toma de las Islas por las Fuerzas Argentinas y con el aeropuerto asegurado, los cuatro aviones partieron a las 14:00 hs desde Gallegos hacia Malvinas con el apoyo de un KC-130H (TC-70), aterrizando en el ahora Puerto Argentino a las 16:00 hs, convirtiéndose en los primeros aparatos de combate en posarse sobre suelo malvinense.

El cruce fue realizado por las tripulacones compuestas por el Cap Benítez / Cabo Piaggi (A-529), Cap Vila / Ten. Giménez (A-556), Ten Jukic / Cabo. 1ro. Toloza (A-523) y el Ten Calderón con el Cabo Ramos (A-552).

Daba de esa manera el inicio a un conflicto de 74 días en el que 649 argentinos dieron su vida en pos de defender la soberanía nacional, haciendo honor a las estrofas del Himno Nacional: “…o juremos con gloria morir”.

#MalvinasArgentinas.

Leave a Reply

error: ¡El contenido está protegido por © copyright - Ley 11723! Si esta interesado en este material, por favor contacte al equipo de Avialatina.