0

Por Javier Mosquera

Hasta el 25 de Mayo de 1982, el Destructor Type 42 HMS (D118) “Coventry” había cumplido una destacada labor durante la Guerra de Malvinas. El 3 de Mayo, el Sea Lynx de dotación del buque (XZ242) había atacado junto a una máquina similar del Glasgow, al Aviso ARA (A-9) “Alférez Sobral”, cuando este se encontraba en la búsqueda de los tripulantes del BAC Canberra B.62 B-110 derribado el 01May82, a unos 185 km del Estrecho de San Carlos.

ARA (A-9) “Alf Sobral”

Si bien los dos misiles Sea Skua no habían logrado hundir el viejo aviso (ex USS “Salish”), uno de ellos destruyó el puente de mando, con la muerte de 8 de sus tripulantes, incluido su comandante, CC Sergio Gómez Roca.

El “Sobral” entrando a puerto luego de sobrevivir el ataque de los Sea Lynx del “Coventry” y el “Glasgow”


La tripulación del “Sobral” formada al entrar a puerto. Se observan los daños en el puente de mando.

 

 

 

 

 

El 09May82, el buque vectoreó una patrulla de Sea Harriers que atacaron el pesquero civil Narwal y más tarde, cuando un helicóptero SA-330L Puma (AE-505) perteneciente al Batallón de Aviación de Combate 601 del Ejército Argentino se dirigía en búsqueda de los sobrevivientes del pesquero atacado, se convirtió en la primera víctima del sistema misilistico Sea Dart, cuando el destructor detectó al helicóptero desplazándose cerca del Seno Choiseul.
Los tres tripulantes, Tte 1ro Buschiazzo, Tte 1ro Fiorito y el Sarg Di Motta fallecieron en la acción.
El 12 de Mayo, el Coventry escapó también del ataque de las fuerzas Argentinas cuando fue reemplazado en su zona de patrulla por el segundo destructor Type 42 que se encontraba operativo en Malvinas (el tercer buque de este tipo desplegado inicialmente era el HMS Sheffield, hundido el 04May82), el HMS (D88) “Glasgow”. Este buque sufrió el ataque de la escuadrilla “Oro” que cumplía la Orden Fragmentaria (O.F.) 1180 con cuatro A-4B Skyhawk del Grupo 5 de Caza, al mando del Cap Antonio Zelaya (en el C-225), el Ten Juan Arrarás (C-244), el 1er Ten Fausto Gavazzi (C-248) y el Alf Guillermo Dellepiane (C-239).

Con los tres primeros centrados en el destructor y el último sobre la HMS “Brilliant”, el lanzamiento de la bomba Mk.17 de 1000 lbs del 1er Ten Gavazzi impactó el buque a la altura de la línea de flotación, y si bien no explotó hasta salir del buque por la otra banda, dejó fuera de combate al destructor que debío ser retirado del teatro de operaciones.

Desafortunadamente y cuando hacían un escape por secciones, el avión del 1er Ten Gavazzi fue derribado por fuerzas propias del Grupo de Artillería Aérea 601 (GADA 601) en las cercanías de Puerto Darwin.

Sin embargó la suerte del Coventry cambió el 25 de Mayo, Día de la Patria.

Su aparente buena suerte en el “Bomb Alley” (Callejón de las Bombas) continúo en la mañana, cuando detectó el escape del fallido ataque de los dos integrantes de la escuadrilla “Marte” sobre San Carlos, efectuando el lanzamiento de un par de Sea Dart que alcanzaron al A-4B C-244 del Cap Hugo Palaver, quien no pudo eyectarse, falleciendo en el acto.

 

El C-304, fotografiado en la IV Brigada Aérea, antes de la guerra. (via Gabriel Fioni)

Cerca del medidodía, la trampa misilistica que formaba junto a la fragata Type 22 HMS (F88) “Broadsword” detectó a los A-4C Skyhawk del Grupo 4 de Caza, que llevaban adelante la O.F. 1235.
La escuadrilla “Toro” Estaba integrada por el Cap Jorge García (C-304), Ten Ricardo Lucero (C-319), Ten Daniel Paredi (C-312) y Alf Gerardo Isaac (C-302). La formación había atacado a la un buque sin identificar positivamente y ya había sufrido la pérdida del C-319, derribado mediante un misil Rapier lanzado desde tierra, y afortunadamente su piloto pudo eyectarse, siendo recuperado por el HMS (L10) Fearless.

Con el avión alcanzado por fuego antiaéreo que provocó problemas hidráulicos en el C-304, el Cap García comenzó a tomar altura, justo para entrar en el rango de acción de los Sea Dart. Detectado por la Broadsword y transmitido al Coventry, este lanzó dos misiles que impactaron contra el avión, aunque permitieron a su piloto eyectarse exitosamente. Sin embargo, nadie observo la eyección y si bien el desafortunado Cap Jorge García sobrevivió a la caída y pudo armar su balsa salvavidas, de ninguno de los bandos advirtieron la acción y no fue rescatado. Su cuerpo apareció en dicha balsa un año más tarde, en la costa de la Isla Golding.

Sin embargo, con el derribo del A-4C, se terminó la buena suerte del Coventry.

A las 14:00 hs dos escuadrillas de A-4B del G5C despegaron desde la BAM Río Gallegos para cumplir las O.F. 1236 y 1237.
Los “Vulcano” – Cap Pablo Carballo (C-225), Ten Carlos Rinke (C-214) – salieron armados con una bomba de 1000 lbs MK.17 mientras que los “Zeus”. 1er Ten Mariano Velazco (C-212) y Alf Jorge Barrionuevo (C-207) hicieron lo propio con tres ExpAl de 250 kg.
Ambos numerales 3 de cada escuadrilla (Alf Leonardo Carmona y Ten Carlos Osses) debieron desistir de la misión con diferentes inconvenientes técnicos, por lo cual ambas escuadrillas quedaron reducidas a la mínima unidad de combate, la sección.

Para funciones de retransmisión y apoyo a la navegación, contaron con el Learjet 36 LV-LOG (c/n 36-005) propiedad entonces de Bunge y Born S.A. y requisado para su empleo en el Escuadrón Fénix. Al mando del Comandante Emil Williams, junto al Ten Gustavo Carcedo y el C 1ro Dardo Rocha, el Lear era uno de los 10 de su tipo que pasaron a cumplir las arriesgadas misiones de la unidad, volando en aviones civiles sin ninguna protección ni posibilidades de supervivencia en caso de ser atacados.

Alrededor de las 15:20 hs los “Vulcano” entraron al norte de la Isla Borbón y enfilaron sobre la “Broadsword”.
A ras del mar y documentado en una conocida fotografía tomada desde el buque, atacaron con éxito a la fragata. Al menos una de las bombas de 1000 lbs, paradójicamente de origen inglés, ingresó desde abajo hacia arriba, arrasando a su paso con la cubierta de vuelo y la nariz del Sea Lynx HAS.2 XZ729, sin explotar.


Con segundos de diferencia y producto de la separación al aproximarse a la Isla Gran Malvina los “Zeus” – Dios de la mitología griega conocido como Rey de Dioses y supervisor del universo – apuntaron al destructor “Coventry”. Más allá de una serie de aparentes eventos desafortunados donde en principio ambas escuadrillas habrían sido asignadas a una PAC del 800 Sqn que no pudo acercarse por encontrarse dentro del rango de los misiles propios, de que la Broadsword no pudo lanzar sus Sea Wolf porque la Coventry “se cruzó delante” y otras “fallas en el sistema”, lo cierto es que el líder de la unidad colocó las tres bombas en el buque, orientadas hacia proa. Los Skyhawk, a muy baja altura, no pudieron ser identificados frente al “ruido” del terreno por el radar 992 y a pesar de lanzar un par de Sea Dart contra los mismos, un rápido viraje por izquierda hizo pasar a los misiles a unos 500 mts de los Skyhawk y cualquier intento posterior de detener – o al menos sacar de tiro – a los A-4B resultó infructuoso.

Según los reportes del propio buque, las tres bombas del C-215 impactaron y tras unos segundos de “deathly silence” (silencio mortal) explotaron desatando el desastre. La primera alcanzó el “conversion machinery room” y el “computer room”, destruyendo en su explosión la sala de operaciones. La tercera bomba explotó en el “forward engine room” (sala de máquinas de proa) firmando el final del buque.

El Alf Jorge Barrionuevo y el Cap Mariano Velazco frente al C-212, luego de terminado el conflicto.

En sólo 20 minutos el HMS “Coventry” inclinándose progresivamente sobre la banda de babor, dio una vuelta de campana y se hundió en el Atlántico Sur. El reporte oficial indica un total de 19 muertos en el hundimiento, más 30 heridos de distinta consideración. Tambié se undió junto al buque el Lynx XZ242, que había sido responsable del ataque contra el “Sobral”.

Foto abajo: El “Coventry” ya dio una vuelta de campana y los Sea King se mantienen cerca en búsqueda de posible sobrevivientes.
(www.hmsbroadsword.co.uk)


Galería:
Los participantes del ataque contra la HMS “Broadsword” y el HMS “Coventry.
1) El C-212 en la plataforma de la V Brigada Aérea a poco de finalizado el conflicto.
2) El C-207 rumbo a una nueva misión desde la BAM San Julian.
3) El C-225 durante una ceremonia a finales de la década del 80. Lleva dos “kill-mark” representando a los Destructores  “Glasgow” y “Coventry”, aunque este último no fue atacado por el “225”.
4) El entonces 1er Ten Rinke a bordo del C-207 a fines de 1982.
5) Los C-214 y C-207 hacia el final del conflicto, cuando pasaron a operar desde la BAM San Julián. En la escalera, el jefe de la base, Com Carlos Maiztegui.
6) El HMS “Coventry” envuelto en llamas, fotografiado desde la HMS “Broadsword”.

Leave a Reply

error: ¡El contenido está protegido por © copyright - Ley 11723! Si esta interesado en este material, por favor contacte al equipo de Avialatina.